Desde Michoacán, el Papa saluda a jóvenes jaliscienses

 

Quimera Jalisco | Laura González | 17 febrero 2016

“Somos dos estados; la Plaza Juan Pablo Segundo, en Guadalajara, y nosotros aquí en Michoacán”. Con dichas palabras fue así como el Papa Francisco saludó a las familias de Jalisco durante la reunión que sostuvo con más de 50 mil jóvenes en el estadio José María Morelos y Pavón en el estado de Michoacán.

 

El mensaje de sumo pontífice de la iglesia católica- que fue transmitido a través de pantallas gigantes- reunió a más de mil personas en la Plaza de las Américas también llamada Plaza Juan Pablo II, en un festival de música religiosa encabezada por la pastoral juvenil de Jalisco y organizada por la Diócesis de Guadalajara. En este, el Papa Francisco reafirmo que “los jóvenes son la riqueza de México”.

 

Los invitó a no dejarse desvalorizar, tener dignidad, riqueza espiritual así como esperanza de vida para no dejarse llevar por “ambiciones ajenas” que son las llevan a la marginación de una sociedad.

 

“Es mentira que la única forma de vivir es dejando la vida en manos del narcotráfico o de todos aquellos que lo único que están haciendo es sembrando destrucción y muerte. Eso es mentira, y lo decimos de la mano de Jesús”, menciono el Papa al hablar de las capacidades que tiene los jóvenes para desarrollares como buenos seres humanos.

 

Con sonrisas y aplausos, los chicos y grandes que asistieron a ver la transmisión especial en Zapopan, dejaron ver su emoción de poder presenciar el mensaje del santo padre además de que al ritmo de la música de mariachi, cantaron a la Virgen de Zapopan la cual estuvo presente.

 

Para el estudiante José Luis Munguía, el que el Papa Francisco haya hecho presente a Jalisco en su mensaje, dijo, es sinónimo de esperanza y a la vez una llamada de atención para dejar de ser materialistas y enfocarse más a la calidad como ser humano.

 

“Yo pienso que la fe mueve montañas, hay muchos jóvenes como yo y mis amigos que en muchas ocasiones se nos olvida que si no tenemos paz interior nada en nuestro alrededor estará bien. Tenemos que dejar de ser tan mimados y materialistas”, refirió.

 

Para el sacerdote, Juan Pablo López Ramos, el que los jóvenes tengan metas personales es la clave para que se superen en la vida y se alejen de las violencia y vicios.

 

“En la actualidad hay los jóvenes que no sueñan, que no tienen metas ni a corto, ni a mediano, ni a largo plazo. No tienen anhelos, y cuando no se tiene esto entonces no ven el sentido de estudiar o trabajar. El mensaje del Papa es claro, tenemos que darle esperanza a los jóvenes”, refirió.

 

Las frases

 

“Jesús el que nos da la esperanza nunca nos invitaría a ser sicarios, sino que nos llama discípulos, nos llama amigos”.

 

“Ustedes son la riqueza de México; la esperanza que les da Jesucristo y la dignidad que les da el no dejarse sobar el lomo ni ser mercadería para los bolsillos de otros”.

Papa Francisco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *