Fuego enemigo

 

En días pasados en la calle Río Nilo en el municipio de Tonalá ocurrió algo que nadie esperaba y que envolvió el día en una tragedia, una pipa que transportaba gas se estrelló contra un poste de energía eléctrica y posterior a ello, hubo una fuga, después un flamazo y muchos pagaron las consecuencias de algo que no sé si se pudo haber evitado, pero como el hubiera no existe entonces de nada vale ningún argumento.

 

De entre las víctimas materiales está un conocido mío, el propietario de una camioneta cuyo valor comercial es de entre los 190 y 200 mil pesos, para fortuna quien conducía tal vehículo no fueron más que unas heridas de poca consideración, hoy la aseguradora le oferta tan solo 120 mil de reembolso por el siniestro, el pecado de muchos de los que padecieron de ese infierno fue como lo dice esa tan trillada frase, haber estado en el momento equivocado y en el lugar equivocado, aquí se trata de un caso de pérdida total de un vehículo, donde la recuperación parcial se soluciona mediante un trámite, lo lamentable es en lo humano donde varias personas fueron alcanzadas por el fuego y de consideraciones verdaderamente lastimosas ¿ahí cómo se arregla la vida? por desgracia no hay reembolsos de nada, no hay pieles nuevas que cubran lo afectado, pero lo que tampoco hay es un plan de contingencia para estos casos, la autoridad se ve timorata ante este caso, pues la empresa propietaria de la pipa apenas aceptó hacerse responsable del accidente.

 

Los tanques estacionarios no son algo reciente en nuestra vida moderna, hay empresas que se ostentan de ser fabricantes de ellos desde 1947, son casi 70 años de convivir con este tipo de utensilios domésticos en su mayoría de primera necesidad, pero que en todo este tiempo hemos corrido en algunas ocasiones con más suerte que nadie, basta recordar que en el estado de México para 1984 una explosión de gas acabó con la vida de entre 500 y 600 personas, poco se ha puesto en práctica en torno a la prevención y atención de accidentes de este tipo, siguen surtiendo de gas a tanques sin revisión, los cilindros de 30 kg. solo son pintados y repintados para dejarlos a veces con menos kilos, pero no sé si con las medidas de seguridad suficientes como para almacenarlos en tu hogar.

Osvaldomonos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *