ESCAPADA

 La Vuelta México y el cuento del lobo y el pastorcito

 

Por Francisco Carmona Solís

 

 

Conociendo los malos manejos de los dirigentes incrustados en la Federación Mexicana de Ciclismo, muchos se lo esperaban, menos los ciclistas y a final de cuentas se confirmó: ¡Por segundo año consecutivo se canceló la llamada Vuelta de México, que estaba programada para estos días!, debido a que no se consiguieron los recursos necesarios para cumplir los gastos y según dicen los enterados, porque muchas de las entidades que estaban destinadas a ser sede de la prueba, negaron los apoyos (alimentación, hospedaje y seguridad, principalmente), ante el incumplimiento que se les ha hecho en el pasado.

 

Y por ese mismo motivo, incumplimiento de lo ofrecido, algunos de los tradicionales patrocinadores no quisieron aportar recursos, porque aseguran que es un gasto inútil, porque la prueba no cuenta con la imagen requerida para obtener utilidades, que se traduce en ventas de sus productos.

 

Y es cierto, porque ahora se utilizan muchos caminos de cuota, por lo que la caravana ciclista y principalmente los llamados “titanes del camino”, no cruzan por las poblaciones intermedias, no llevan el ciclismo al pueblo y les complican su presencia, porque es difícil en las autopistas detenerse para ver el paso de los ciclistas.

 

Por si eso fuese poco, al no tener la información adecuada para que la afición sepa lo que va a ocurrir y de las posibles figuras en competencia, pues en las salidas y en las metas de llegada, no se dan los tumultos que en el pasado existieron, principalmente en la añorada Vuelta de México, la que provocó que el deporte del pedal fuera el número uno en el país.

 

Por último, México carece de figuras capaces de obtener el título, porque sus corredores no tienen el fogueo, el ritmo y la continuidad necesarios para destacar, lo que da como resultado que son vencidos irremediablemente por los extranjeros, aunque no sean de primera línea mundial y las primeras posiciones, con las recompensas (premios) correspondientes, se van al extranjero.

 

Ya el año pasado, por las mismas razones, la justa no se realizó en su fecha original y fue la Conade, en obviedad de tener que pagar elevadas multas a la UCI, quien a final de cuentas aportó varios millones de pesos para “salvar”, aunque tiempo después, la celebración de la llamada vuelta.

 

La cancelación de una prueba origina diversas molestias y gastos. Los corredores, que se preparan desde antes para tratar de obtener buenos resultados, se ven frustrados. Hay algunos (incluso extranjeros) que tienen concentraciones y seguramente habrá reclamaciones por ese motivo. Y la imagen del ciclismo mexicano queda por los suelos ante la máxima autoridad del deporte del pedal, por los constantes incumplimientos.

 

Y como en el cuento del lobo y el pastorcito, en el futuro, cuando los extranjeros sean invitados, ya no creerán en el cumplimiento de la carrera y se abstendrán de presentarse.

 

 

SPRINTS

 

Si volteamos la cara a los tiempos heroicos de nuestro ciclismo, pues es indiscutible que la auténtica Vuelta de México, esa que se realizó desde 1948 y hasta 1961, basada en la entonces Cadena de Periódicos García Valseca, será inigualable millones de aficionados en el paso de la caravana, que iba por carreteras federales y cruzaba por todos los poblados entre una meta y otra…

 

Y en esos sitios de salida y llegada se concentraban multitudes…

 

La llegada de la Vuelta era un suceso y llegó a constar hasta de 21 etapas en un año, pero tradicionalmente iba de 12 a 14 jornadas, con un día de descanso intermedio…

 

La mayoría de las veces los triunfos fueron mexicanos, destacando Ángel “Zapopan” Romero Llamas, quien a su tempranero retiro llevó, como técnico, por Jalisco, en dos ocasiones, a Rafael Vaca al triunfo….

 

Sobresalieron otros monarcas, como Porfirio “Indio de Acero” Remigio y Jacinto “Pájaro” Brito…

 

Surgieron corredores como Antonio “Tractor” Solís, Mauricio Mata, Abelardo “Marciano” Jiménez, Federico Ángel, Julio Cepeda, Ricardo Pollero” García, Alfonso “Rabanito” Díaz, Pancho “Camarón” Lozano, Magdaleno Cano, Román “Galgo” Teja y otros pocos más, que fueron auténticos ídolos de la afición…

 

Y amigos, retomaremos este tema en nuestro próximo espacio…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *